Teleproyecto
Arquitectura Audiovisual

Con sus jóvenes 90 años se ha convertido en el primer arquitecto indio en recibir el premio más importante de la disciplina: “el Pritzker” y ya forma parte del podio con otros grandes. El acta del jurado destacó: "Comprendiendo y apreciando las profundas tradiciones de la arquitectura de la India, Doshi unió la prefabricación y la artesanía local, y desarrolló un vocabulario en armonía con la historia, la cultura, las tradiciones locales y los tiempos cambiantes de su país natal". Su excepcional arquitectura pragmática y humanista, reflejada en más de cien edificios construidos, sin duda ha contribuido de manera trascendental a la humanidad.

y la Casa Shodhan (1956) destacada por su organización interior, bastante compleja, con espacios de doble o triple altura que están entrelazados unos con otros en sección. Al recibir el galardón, Doshi dijo:_”Mis obras son una extensión de mi vida, mi filosofía y mis sueños, intentando crear el tesoro del espíritu arquitectónico. Le debo este prestigioso premio a mi gurú, Le Corbusier. Sus enseñanzas me llevaron a cuestionar la identidad y me obligaron a descubrir una nueva expresión contemporánea, adoptada regionalmente, para un hábitat holístico sostenible

Seguramente sea su propio estudio, construido en Ahmedabab en 1980, apodado con el vocablo sánscrito Sangath, que significa“avanzar juntos a través de la participación”, la más poderosa manifestación de una arquitectura india independiente y original, creativa en su redescubrimiento de elementos típicos y locales en armonía con el lugar, con la gente y con su pasado. Los cilindros, los grandes arcos y las “bóvedas semienterradas”, como Doshi las llama, se han convertido en su sello arquitectónico. Sin embargo, las utiliza porque permiten convivir con el sol y las lluvias. También para su estudio utilizó una tradición local de mosaicos hechos con baldosas de cerámica recicladas. En los edificios y barrios que han levantado en India, los patios, las celosías, las pérgolas que protegen los desplazamientos, el ancho de las calles o las terrazas han sabido lidiar con el sol y aprovechar las brisas construyendo con una sustentabilidad lógica y representativa que no necesita etiqueta.

Con Le Corbu, trabajó en otros proyectos en Ahmedabad, una antigua ciudad de fuerte tradición textil que fue sede del movimiento independentista de Gandhi, como el Edificio de la Asociación de Propietarios de Molinos (1954). La dupla enfatizó el lenguaje vernacular de la India, incorporando elementos tales como repisas, persianas y grandes pilares en los vestíbulos. Además se introdujo el Brises-Soleil, como sistema de diseño arquitectónico pasivo,

El IIM Indian Institute of Management en Ahmedabad fue uno de los pocos encargos que Louis Kahn realizó fuera de Estados Unidos y en el que Doshi colaboró en su construcción, forjándose así una gran amistad entre ambos. La visión curiosa e incluso crítica de Kahn sobre los métodos del sistema educativo influyó decisivamente en su diseño para desplazar al aula como el centro del pensamiento académico y llevar el aprendizaje a espacios para la interacción informal como los pasillos y la gran plaza. El campus fue concebido como una mezcla de austeridad y majestuosidad, logrando un equilibrio entre el movimiento moderno y la tradición, que capturó el espíritu intemporal de la India.

Rajeev Kathpalia, su yerno y uno de sus socios reflexiona:_“Es como si se tornase cada vez más joven, mientras nosotros envejecemos”. Doshi, como le dicen, se apasiona por todo lo que está vivo. Su nombre Balkrishna, significa 'niño Krishna', y como un niño, siempre tiene curiosidad sobre todo. Festejó con su familia el reconocimiento y se comprometió a utilizar su premio para escalar su campaña en pro de una casa adecuada para los pobres mientras el país lucha contra la escasez masiva de viviendas. Dijo:_”La obra de mi vida ha sido "empoderar a los desposeídos, la gente que no tiene nada".
El Pritzker le será entregado en una ceremonia el 16 de mayo en el Museo Aga Khan de Toronto, Canadá

Podemos destacar algunas obras como su propia vivienda la Casa Kamala, en Ahmedabad (1958), la luz natural convive con la protección frente al exceso de sol.

o el organicismo de la Galería de Arte subterránea Amdavad ni Gufa (1994) cuya estructura principal la componen cúpulas de ferrocemento interconectadas entre sí y cubiertas con mosaicos con forma de cueva, sostenidas por múltiples columnas con forma de árbol en su interior. 

Le asignaron la tarea de diseñar viviendas para personas de bajos ingresos, para los humildes. Esto dio paso a su continuo interés en producir los mejores espacios comunitarios sencillos y de bajo costo. Uno de los primeros fueron las Viviendas Sociales para los empleados de la fábrica textil Atira (1956), con un lenguaje donde conviven la huella corbusierana junto a los problemas locales. Al respecto, Doshi declaró en 1954:_"Parece que debería prestar juramento y recordarlo durante toda mi vida: proporcionar vivienda adecuada a la clase más baja".

Premio Pritzker 2018
Balkrishna Doshi, arquitectura de la humildad y el anonimato

El reconocimiento al arquitecto indio Balkrishna Doshi con el Premio Pritzker 2018, fue una decisión que sorprendió a toda la comunidad de la arquitectura, y no por no ser merecedor de tal distinción sino porque había otros candidatos favoritos, con un perfil más alto como Bjarke Ingels, la estrella en la reciente XVI Bienal en Buenos Aires, los indios Bijoy Jain y Raj Rewal, el chino Zhang Ke, el inglés David Chipperfield, el japonés Kengo Kuma y Steven Holl de EEUU. Sin embargo, con su impecable y coherente trayectoria, también como docente, el premio lo reconoce como una figura fundamental de la India, con su arquitectura sin estridencias, proyectando con el foco en la identidad y el contexto, con el férreo compromiso profesional de proveer de vivienda adecuada a las clases más desfavorecidas, a los postergados de siempre, con su profundo sentido de la responsabilidad que ha guiado su carrera, motivándolo a producir edificios que, tanto en su formato público como privado se han mantenido siempre sensibles a las dimensiones sociales, económicas y medioambientales. El jurado estuvo integrado por el australiano Glenn Murcutt Pritzker 2002 como Presidente, Stephen Breyer, Corte Suprema de los Estados Unidos, André Aranha Corrêa do Lago, Embajador de Brasil en Japón, Lord Peter Palumbo, Richard Rogers Pritzker 2007, Benedetta Tagliabue, Ratan N. Tata, Kazuyo Sejima Pritzker 2010 y Wang Shu Pritzker 2012.

Su preocupación constante fue encontrar una arquitectura que cubriera las urgentes necesidades de su país, en armonía con sus condiciones sociales y económicas, respetando la cultura india, a la vez que

Nació en Pune, en 1927 y fue educado fuera de la India. Comenzó sus estudios de arquitectura en el 47, año en que su país lograba la independencia. Abandonó Londres y se fue a París para trabajar con Le Corbusier, cuando éste alistaba los planos de la nueva “ciudad verde” de Chandigarh. Regresó a su país para abrir en 1956 su estudio Vastushilpa, en Ahmedabad y se dedicó a supervisar el trabajo en el proyecto urbano integral para la nueva ciudad capital que Nehru, el primer ministro indio le había encargado a Le Corbu con el objetivo de representar la cultura naciente del país ya emancipado de los británicos. 

También en la misma ciudad su creación más brutalista, el sobresaliente Tagore Memorial Hall (1966) epicentro de las artes escénicas, las Viviendas para los trabajadores de LIC Life Insurance Corporation (1973) conocido como Bima Nagar,dispuestas en un esquema de unidad de terraza dúplex, donde Doshi no descuidó el espacio público,

En la década de 1960, Doshi abrió The School of Architecture en Ahmedabad con un plan de estudios alternativo, que a partir de 1972 se conoció como el CEPT Centro de Planificación Ambiental y Tecnología donde Louis Kahn fue miembro de la facultad desde sus inicios. Doshi fue quien lo llevó a India para proyectar el Indian Institute of Management, convenciendo a las autoridades que ya tenían muchos Le Corbusier…y argumentando:_“Si lo contratan, cambiará la historia de India con una gran lección para los arquitectos y un monumento para todo el mundo”. Hoy piensa que no se equivocó y dice:_“Le Corbusier era un acróbata, pero Kahn fue un yogui. Tenía una antena para detectar el pulso del lugar, su cultura y su vida”. Kahn  escuchó al arquitecto indio y cuando éste le advirtió de la importancia de las brisas del suroeste, giró el proyecto 45 grados para que pudiera pasar el aire… Trabajo en equipo, sin egos. Ni Doshi olvidaría las lecciones de Kahn ni Kahn dejaría pasar las de Doshi. De su “gurú” Le Corbusier, había aprendido el uso del hormigón y el lenguaje moderno. De Kahn, que lo arcaico depurado mantiene su vigencia. 

respondiera a las exigencias urbanas mediante el uso de la tecnología moderna. Un ejemplo son las casas sociales en Aranya, Indore, obra premiada con el Aga Khan Award en 1996. Es un proyecto urbano de gran escala de 6500 viviendas, ubicadas entorno a un eje central que comprende zonas comerciales y seis poblaciones divididas por parques lineales. Doshi utilizó el concepto indio “otla”, cuyo fin es marcar la transición de la calle a la casa, con variaciones de nivel o materiales, un área que sirve como el lugar de reunión de lo sagrado (casa) y lo profano (calle).  “Todos los objetos que nos rodean y la naturaleza misma, luces, cielo, agua y tormenta, todo es una sinfonía. Y esa sinfonía es de lo que se trata la arquitectura. Mi trabajo es la historia de mi vida, continuamente en evolución, cambiando y buscando…buscando eliminar el papel de la arquitectura y mirar solo a la vida” (Doshi).